7 técnicas de asertividad que van encaminadas a llevar una discusión de forma asertiva.

 

1. Técnica del Disco Roto o Disco Rallado: consiste en repetir el propio punto de vista una y otra vez con tranquilidad, sin entrar en discusiones ni provocaciones que pueda hacer la otra persona.

Ejemplo:

– Tú tienes la culpa de que llegáramos tarde, como siempre.

– Tenía que terminar un trabajo y no tenía otro momento.

– Pero es que siempre llegamos tarde a todas partes y estoy harto.

– En este caso, sabes que no podía hacer el trabajo en otro momento.

– Pero es que siempre, por una causa u otra, eres tú quien nos hace llegar tarde.

– Pero esta vez no tuve otro remedio que terminar el trabajo.

 

2. Banco de Niebla: dar la razón a la otra persona en lo que se considera que puede haber de cierto en sus críticas, pero negándose a entrar en discusiones. Así se da aparentemente la razón dejando claro que no se cambiará de postura. Es muy importante controlar el tono de voz.

Ejemplo:

– Tú tienes la culpa de que llegáramos tarde, como siempre.

– Sí, es posible que tengas razón.

– Claro, como siempre, tienes otras cosas que hacer antes de quedar.

– Pues sí, casi siempre tengo otras cosas que hacer antes.

– Pues estoy harto de que por tu culpa siempre lleguemos tarde.

– Ya, es verdad, siempre llegamos tarde.

3. Aplazamiento Asertivo: consiste en aplazar la respuesta que vamos a dar a la persona que nos ha criticado hasta que nos sintamos más tranquilos y capaces de responder correctamente.

Ejemplo:

– Tú tienes la culpa de que llegáramos tarde, como siempre.

– Mira, es un tema muy polémico entre nosotros. Si te parece, lo dejamos ahora, que tengo trabajo, y hablamos con calma mañana, ¿vale?

 

4. Técnica para procesar el cambio: consiste en desplazar el foco de discusión hacia un análisis de lo que está pasando entre las dos personas. Como mirarse desde fuera.

Ejemplo:

– Tú tienes la culpa de que llegáramos tarde, como siempre.

– Pues no sé por qué lo dices. Llegamos tarde porque tú te empeñaste en grabar el partido de fútbol.

– ¡Pero qué cara tienes! Me puse a grabarlo porque vi que todavía te estabas pintando. Además…

– Mira, nos estamos saliendo de la cuestión. Nos vamos a desviar del tema y empezaremos a sacar trapos sucios.

 

5. Técnica de ignorar: parecida al Aplazamiento Asertivo pero adoptando un tono especialmente amable y comprensivo respetando el enfado de la otra persona.

Ejemplo:

– Tú tienes la culpa de que llegáramos tarde, como siempre.

– Me parece que estás muy enfadado, así que es mejor hablar de eso luego.

 

6. Técnica del acuerdo asertivo: parecida al Banco de Niebla pero dejando claro que una cosa es el error y otra es ser mala persona. Separar el hacer del ser.

Ejemplo:

– Tú tienes la culpa de que llegáramos tarde, como siempre.

– Tienes razón, llegamos tarde. Pero sabes que normalmente no suelo ser impuntual.

 

7. Técnica de la Pregunta Asertiva: consiste en pensar bien de la persona que nos critica y dar por hecho que su crítica es bienintencionada. Como que de todo se puede aprender, pediremos a la persona que nos dé más información de sus argumentos para así tener claro a que se refiere y que es lo que quiere que cambiemos.

Ejemplo:

– Tú tienes la culpa de que llegáramos tarde, como siempre.

– ¿Qué es exactamente lo que te molesta de mi forma de actuar?

 

 

 

 

 

Ana Farré

Psicóloga y Psicoterapeuta

Experta en Terapias Neurocientíficas

Co-directora de OWL INSTITUTE. Institut Psicològic