Queremos lanzarte algunas preguntas:

  • ¬ŅAlguna vez te has preguntado acerca de tus creencias?
  • ¬ŅTe has cuestionado sobre lo que crees?
  • ¬ŅSobre si eso que crees, es lo que es realmente?
  • ¬ŅO sobre si esa creencia no es del todo cierta?

Estas cuestiones no son habituales, aunque hay circunstancias y momentos en nuestras vidas en las que nos llegamos a hacer estos cuestionamientos. Sobre todo, cuando tenemos situaciones de crisis personales, es cuando nos llegamos a replantear muchos de nuestros pensamientos y muchas de nuestras creencias.

Pero hay una forma para poder trabajar y cambiar las creencias.

Si eres una persona curiosa y no quieres esperar a tener una gran crisis en tu vida para reflexionar acerca de lo que crees sigue leyendo.

Una manera de poder cambiar tus creencias es a trav√©s del ejercicio de los ‚Äúreality cheacking‚ÄĚ o ‚Äúchequeos o comprobaciones de la realidad‚ÄĚ.

Para poder comprender mejor que es esta técnica y como puedes aplicarla, déjame compartir contigo un ejemplo.

Hasta el siglo XVIII se cre√≠a que todos los cisnes eran blancos. Pero concretamente el 1697 ocurri√≥ un hecho que cambio la creencia de miles de personas. En este a√Īo los exploradores ingleses que llegaron a Australia descubrieron un ejemplar de cisne negro (Cygnus atraus). Que sorpresa se llevaron al contemplar una ave que siempre hab√≠an cre√≠do que era blanca. En ese momento ten√≠an enfrente suyo una prueba real de que exist√≠an los cisnes negros.

Para poder convencer a sus allegados, se llevaron ejemplares vivos para poder demostrar que no mentían. Al llegar a Inglaterra los incrédulos/as no tuvieron más remedio que aceptar esta nueva verdad.

Y esto es lo mismo que podemos aplicar en nuestro día a día para poder cambiar nuestras creencias. Una manera simple y directa de poder transformar nuestras creencias es buscando y encontrando pruebas que demuestren aquello que sí queremos creer.

O visto des de otra perspectiva, debemos encontrar pruebas, hechos o situaciones que puedan desmontar nuestras antiguas creencias.

Por ejemplo, si tengo la creencia de que no soy bueno cocinando, puedo apuntarme a un curso de cocina y demostrarme a mí mismo/a de que soy capaz de convertirme en un/a buen/a chef.

Si tengo temor a emprender o a montar negocios, puedo empezar haciendo alg√ļn proyecto, producto o servicio (por muy sencillo que sea), para demostrarme que soy capaz de empezar un negocio.

Estas pruebas al ser elementos reales y tangibles, harán que inmediatamente amplíes y transformes tus marcos mentales (esos conjuntos de creencias y pensamientos).

Y lo bueno de todo esto, es que podemos cambiar creencias respecto a cualquier √°mbito de nuestras vidas. S√≥lo necesitamos una peque√Īa prueba de realidad en la direcci√≥n y en el √°mbito en el que nosotros/as queramos trabajar.

Una prueba llevara a que te animes y quieras obtener más evidencias. Y esto sólo hará que generar lo que se denomina el efecto en cadena o efecto bola de nieve. Es decir, que un resultado llevará a otro resultado.

Peque√Īos √©xitos o resultados, al final equivaldr√°n a grandes √©xitos o grandes resultados.

Y t√ļ, ¬Ņqu√© quieres creer? ¬ŅPor d√≥nde vas a empezar?