Todos y todas hemos crecido con los cuentos de siempre: la Caperucita Roja, Pinocho, o los Tres Cerditos …

Estos cuentos están aún presentes en nuestro inconsciente. Y ahora como adultos, muchas de las decisiones que tomamos, están influenciadas por estos relatos y por sus moralejas.

Y antes de que dudes de las afirmaciones anteriores, piensa sino porque hay tanta gente que sigue buscando el príncipe azul, o la olla llena de oro escondida detrás de una propuesta comercial o las fórmulas mágicas para resolver todo tipo de problemáticas.

Es inevitable que actuemos con estos patrones, ya que forman parte del conocimiento popular. Lo importante es ganar conciencia para poder ir más allá de los mecanismos internos que se nos pueden activar.

La gran mayoría de cuentos que nos contaban de pequeños/as tenían 1 propósito: educarnos sobre los diferentes valores. Muchas de estas historias eran más advertencias sobre los peligros del mundo externo que relatos para entretener. Pero también nos hablaban sobre el esfuerzo, sobre el amor, sobre la valentía, la generosidad …

Si nos formulamos las preguntes adecuadas, podremos sacar el máximo provecho a nuestras vidas. Por ejemplo, el cuento de la Sirenita nos enseña sobre si debemos renunciar a nuestra esencia por amor. Esta pregunta nos hace reflexionar sobre comportamientos que pueden ser tóxicos y que nos pueden indicar que padecemos o no de dependencia emocional.

Cuando cogemos el cuento de la Bella y la Bestia, podemos aprender sobre los juicios que hacemos sobre los demás. Y si nos fijamos en el cuento de los músicos de Bremen, Podemos extraer la idea de que la unión hace la fuerza. Si pedimos ayuda y hacemos piña seguro que saldremos ganando.

También a través de los cuentos y las leyendas locales podemos aprender grandes lecciones. Por ejemplo, a través del relato de Sant Jordi y el dragón, podemos conectar con la valentía para poder vencer todo tipo de “monstruos”, entendidos como obstáculos o problemas en nuestro día a día. O sino también, con el relato de Pulgarcito, como el ingenio y el disponer de “ciertas desventajas” pueden convertirse en grandes ventajas si las sabemos aprovechar.

Es a través de las preguntas poderosas que podemos realizar grandes cambios. Si somos capaces de reflexionar, descubriremos que muchas veces actuamos por patrones o formas más profundas. Y antes de dejarnos arrastrar por la inercia, podemos darle la vuelta y escoger otras opciones y otros caminos.

Porque en el fondo nosotros/as somos los narradores / as de nuestras vidas. Y nos contamos historias sobre lo que nos pasa. A veces nuestros relatos contienen momentos de tensión, momentos de amor, momentos de valentía y superación … pero siempre hay opción de escoger como podemos vivir cada experiencia.

Es por ello, que podemos encontrar en las historias de siempre, ejemplos de protagonistas que finalmente lograron lo que se proponían. Y así copiar los buenos modelos, dejando atrás las historias que quizás no nos aportan tano. O como mínimo, haciendo una reflexión crítica y quedándonos con la parte positiva de éstas.

Si tienes ganas de seguir Creciente, seguro que te gusta el libro “Coaching & Cuentos”, donde encontrarás 100 cuentos populares con las preguntes adecuadas para poder darle la vuelta a tu vida.

Este libro lo puedes encontrar online a través de la plataforma Amazon. Espero que lo disfrutes:https://www.amazon.es/gp/product/B0854H42JN?pf_rd_r=Q2AYNKXSWWMGTAC94WD3&pf_rd_p=e48f7f19-71f4-47f4-b7e5-f06da77f1dac