Hoy en día vivimos en una sociedad donde se reverencia la felicidad, la autoestima, el siempre estar alegres y sonrientes. Vivimos en la cultura de que el ideal es estar siempre feliz y plenamente realizado. Gran parte del problema lo causan las imágenes que podemos contemplar en las redes sociales donde las y los modelos muestran sólo una fachada de sus vidas.

Esto genera un efecto de exigencia y de presión enormes en la gente que los observa y que los sigue, causando estragos en sus emociones y en sus pensamientos.

Pero, ¿qué es lo que entendemos por AUTOESTIMA, y sobretodo por AUTOESTIMA SANA?

Según la propia composición semántica del término la AUTOESTIMA es el amor que profesamos hacia uno mismo o hacia una misma.

Lo que sucede es que en muchas ocasiones este amor se mal interpreta y nos genera una imagen o una concepción errónea. Es cuando pasamos de lo que sería un amor propio equilibrado, justo, veraz, es decir a una AUTOESTIMA SANA a una falsa AUTOESTIMA, o AUTOESTIMA de piedra/cartón.

LOS 3 FALSOS MITOS SOBRE LA AUTOESTIMA, son los siguientes:

1.cEL PRIMER GRAN MITO ES EL DE: “SIEMPRE TIENES QUE ESTAR FELIZ Y SENTIRTE CON LA AUTOESTIMA ALTA“. 

Este mito viene dado por la idea de la distorsión temporal. Cuando pensamos en felicidad o en amor lo hacemos en términos absolutos. Si no estoy o me siento siempre conmigo/a misma, entonces no lo estoy haciendo bien. Cuando hablamos de emociones o de estados emocionales, debemos hacerlo en términos de transitorierdad. Es decir, que las emociones puedan fluir. Uno no puede sentirse 24 horas con una misma emoción. No es algo funcional o adaptativo. Las emociones van fluyendo a lo largo del día, y en algunos momentos podemos sentirnos tristes, preocupados/as, alegres… Tomárselo como algo que puede ir cambiando, es la mejor manera de poder romper con las exigencias.

2.cEL SEGUNDO GRAN MITO ES EL DE: “MOSTRARME FELIZ Y CON UNA AUTOESTIMA ALTA HACIA LOS OTROS“.

Aquí es donde tratamos con las creencias limitantes, como la de pensar que “tengo que mostrarme alegre y positiva de cara a los demás, para que no se preocupen, o para que ellos/as estén bien”. Cuando nos centramos más en los demás, y nos olvidamos de cuidarnos a nosotros/as es cuando se generan dependencias o nos olvidamos de nuestra propia salud emocional. Es muy importante tener presente que el hecho de estar felices o de sentirnos bien con nosotros/as mismos/as viene dado por el propio placer o bienestar que nos puede generar en nuestra persona. Cuando hacemos algo para poder complacer a los demás y esto se convierte en una pauta o hábito es cuando estamos generando máscaras o armaduras que nos hunden y nos atan.

3.cEL TERCER GRAN MITO ES EL DE: “YO SOY ASÍ Y NO PUEDO CAMBIARLO“.

Este mito es uno de los más limitantes, ya que es un auto bloqueo. Es un pensamiento de limitación, que no nos permite poder mejorar o avanzar en la vida. Son aquellas personas que te comentan que ellas siempre se han sentido con baja autoestima, como si se tratara de una enfermedad crónica sin ninguna opción de curación. O son las personas que te dicen que nunca han estado felices y que por esta razón nunca van a serlo en un futuro. En estos casos es muy importante romper con estas creencias, dando paso a nuevas ideas o nuevas perspectivas. Por ejemplo, el poder pensar que tu pasado es algo que te ha marcado, pero que tú eliges en tu presente como quieres ser en el futuro. Las personas siempre podemos cambiar y nunca es tarde para la oportunidad de el “DARSE PERMISO”.

El poder hacer un cambio en el lenguaje e introducir en nuestro día a día frases como “ME DOY PERMISO PARA SER FELIZ”, o “ME DOY PERMISO PARA QUERERME”, son estrategias muy efectivas para iniciar un cambio interno.

Si sigues con dudas sobre tu AUTOESTIMA o tu FELICIDAD, no dudes en escribirnos a nuestro correo info@owlpsicologia.com o deja un comentario para poder también aprender tus experiencias.

 

 

La verdadera felicidad y la Autoestima Sana, están al otro lado de estos mitos. Tu puedes cruzar el umbral de estas falsas creencias.