Cada familia es un mundo. Eso es algo que comprobamos día a día en la consulta. Incluso para aquellos que ya no celebran la navidad, bien porque no les gusta o porque hace años que no tienen contacto, estos días nos recuerdan a aquellos que ya no están.

El recuerdo de la pérdida está muy presente en las fechas navideñas. Sobre todo aquellas personas que más queremos y que han muerto hace más o menos tiempo. Quizá es buen momento para recordar cómo eran esas personas, qué aprendimos y qué nos aportaron. Os proponemos recordar sin dolor, es decir, rendirles un homenajea través de la música, la comida, los buenos momentos vividos.

Si la pérdida es muy reciente, por ejemplo, en el último año, el dolor puede estar aún muy presente: la rabia, el enfado, tristeza y llanto. En estos casos es importante dejar salir esas emociones y aprender a transformarlas a vuestro ritmo. Aunque ahora os parezcan horribles e intentéis quizá evitarlas o anularlas, son estas mismas emociones las que os ayudaran en el proceso del duelo. Compartirlas con personas de confianza puede reconfortaros.

Cada persona tiene varias maneras de expresarse y sanar. Es bueno que encontréis las vuestras. Algunas personas liberan su malestar escribiendo, dibujando, hablando o haciendo una actividad que les gusta y/o les ayuda a liberarse día a día. Para aquellos/as que sienten que aún no han podido despedirse bien y las emociones de malestar no han cesado con los años, es crucial pedir ayuda profesional. Quizá han quedado temas pendientes por resolver que pueden ser solucionados en pocas sesiones.

Os deseo que estas navidades podáis recordar a aquellas personas que queréis con una sonrisa o con un paso más hacia la liberación del dolor por vuestra pérdida.

Si tenéis dudas y queréis consultarnos, recordad que tenemos un gran equipo que os puede acompañar en Owl Institute Barcelona y Masnou.

 

 

 

 

Júlia Beltrán

Psicóloga y Psicomoticista

Experta en Terapias Neurocientíficas

Colaboradora en OWL INSTITUTE. Institut Psicològic