El origen del Taller vivencial para mujeres

 

Cuando hice la mudanza me dejaron un piso lleno de libros polvorientos. Lo que a mi me pareció un gran tesoro. Entre aquellos cientos hubo uno que me llamó la atención: “Psicoerotismo femenino y masculino” de Fina Sanz. Por aquel entonces ya me había formado en Sexualidad Humana pero no creo en las casualidades. Casi dos años después, sin ser plenamente consciente, ha sido este mismo libro el que me ha empujado a hacer este taller para mujeres.

El concepto Psicoerotismo femenino está formado por varios temas cruciales para la mujer, que se entrelazan:consciencia corporal, fuentes de placer, rol de género, sociedad y educación, represión y deseo, conocimiento anatomo-fisiológico, ciclos hormonales valores, autoestima, autoconcepto, etc. Así cuando hablamos de psicoerotismo no solo hablamos de lo que sucede en la cama, como puedes ver.

 

EL TALLER PARA MUJERES

Es en esta formación vivencial donde pongo, de corazón, aquello que me hubiera gustado saber cuando no tenía ni idea sobre sexualidad femenina y ser mujer.

A lo largo de 10 sesiones, ahondaremos dentro del grupo en los temas esenciales para una exploración del Psicoerotismo femenino: biología básica, cuerpo sentido, historia corporal, rol de género, orientación, relación con el otro, deseo y autoestima.

 

LAS SESIONES

En cada sesión encontraremos una explicación inicial y pasaremos a las dinámicas individuales, en pareja y/o en grupo. Le daremos la palabra al cuerpo mediante la toma de conciencia y la posterior expresión de cada persona al nivel que desee. Contaremos con música, dinámicas corporales y actividades plásticas variadas.

Dar la palabra al cuerpo significa escuchar aquello que necesitamos trabajar de nosotras mismas. Para ello es bueno que llevemos ropa cómoda y nos desprendamos de los duros zapatos. Todo el material que utilizaremos está incluido en el precio del taller así que solo preocúpate de la ropa, calcetines y una libreta personal para apuntar tus experiencias.

Al finalizar la sesión o cuando acaba una dinámica es una buena oportunidad para apuntar cómo nos hemos sentido, sea como sea; qué hemos descubierto etc. En cada sesión salen sensaciones y pensamientos que pueden o no gustarnos. Es bueno que salgan para que los podamos transformar: miedos, deseos, dudas, risas, confusión. Todo ello forma parte del proceso y es bueno.

 

EL GRUPO

Es un grupo reducido (máximo 10). De esta manera podemos trabajar más tranquilas y que nada se quede en el tintero. Está formado por mujeres que pueden ser de diferentes edades, con un objetivo común: seguir creciendo y conociéndose a nivel psicosexual. Por tanto, en este tipo de grupos se pide respeto, observar sin juzgar, y poder expresarse libremente. El grupo constituye un lugar seguro donde compartir.

 

Falta muy poco para que empecemos así que si tienes alguna duda más sobre el Taller, escríbenos a info@owlpsicologia.com y ¡apúntate ya! Es tu momento. 

 

 

 

 

Júlia Beltrán

Psicóloga

Experta en Terapias Neurocientíficas

Colaboradora en OWL INSTITUTE. Institut Psicològic